Saltar al contenido
Ventiladorde.com

Guía para comprar el ventilador adecuado

No todos los ventiladores son iguales. El tipo de ventilador que quieras dependerá de para qué lo quieras usar: ¿Quieres mantener fresco un pequeño espacio, o necesitas enfriar toda una sala de estar? Típicamente, cuanto más grande sea el ventilador, más grande será el espacio que enfríe, así que considera dónde situarás el tuyo antes de comprarlo.

Ventiladores de pie, mesa, y de pared

Estos ventiladores son probablemente en los que piensas cuando escuchas la palabra ventilador. Tienen aspas estilo hélice que giran para hacer circular el aire, ubicadas detrás de una rejilla para mayor seguridad. Aunque hay algunos modelos de gran potencia, estos ventiladores se suelen utilizar para enfriar pequeños espacios.

Ventiladores de mesa o escritorio

Los ventiladores de mesa son exactamente como suenan: pequeños electrodomésticos diseñados para colocarse en una mesa o escritorio. Estos ventiladores de bajo consumo pueden mantenerte fresco, pero no mucho más. Los modelos más pequeños pueden ser alimentados por USB desde tu ordenador, aunque la mayoría tienen un cable de alimentación estándar.

Precio medio: 15€ – 30€

Ventiladores de pie o suelo


Los ventiladores de pie están montados sobre un pedestal, a veces con una altura y ángulo ajustables para que puedas apuntar hacia donde necesites que vaya el aire. Por lo general, este modelo de ventilador es eficaz para temperaturas no demasiado calurosas y espacios pequeños.

Precio medio: 25€ – 50€

Ventiladores de pared


Diseñado para ser montado en la pared, este estilo es perfecto para cuando necesitas un ventilador permanente pero no tienes el espacio para uno de techo. Estos pueden ser buenas soluciones para garajes, talleres e incluso patios.

Precio medio: 40€ – 60€

Ventiladores de torre,sin cuchillas y de techo

Estos ventiladores, por lo general son más potentes y por lo tanto, su precio es mayor. Todo depende de tus necesidades, si quieres enfriar un espacio amplio es conveniente que compres uno de estos ventiladores ya que a la larga lo agradecerás. No hay que escatimar en bienestar!

Ventiladores de torre


Estos ventiladores son altos y delgados, con aspas escondidas dentro de la torre. Normalmente son lo suficientemente grandes para enfriar habitaciones enteras. Además, ocupan poco espacio, lo que hace que sea fácil dejarlos fuera durante todo el verano. Ten cuidado, porque algunos pueden ser muy pesados y se pueden volcar fácilmente.

Precio medio: 30€ – 80€

Ventiladores sin aspas


El nombre es un poco inapropiado porque estos ventiladores en realidad tienen aspas, pero están escondidas dentro de la base. Son muy potentes  incluso los pequeños ventiladores sin cuchillas pueden mover mucho aire, pero también son los ventiladores más caros que se pueden encontrar. Esta categoría está dominada por la marca Dyson.

Precio medio: 250€ – 400€

Ventiladores de techo


Estos ventiladores están montados permanentemente en el techo de las habitaciones dentro o fuera de tu casa. (Antes de comprar un ventilador de techo para uso en exteriores, confirma que está clasificado para eso.) Son los ventiladores más grandes que encontrarás, lo que los hace perfectos para enfriar grandes espacios, pero es importante elegir la dimensión adecuada. 

Precio medio: 50€ – 200€

Características del ventilador a tener en cuenta


Aunque no es necesario que necesites todas estas características, aquí tienes algunas que podrán marcar la diferencia entre un modelo u otro cuando vaya de compras.

Rendimiento:El volumen de aire que produce el ventilador debe ser el adecuado para su espacio. CFM Significa “metros cúbicos por minuto”, este número le da una estimación de la cantidad de aire que circula en el ventilador (aunque no siempre se anuncia en el producto). Un CFM más alto significa más movimiento de aire, lo que significa un producto más potente.

Ruido: El nivel de ruido de un ventilador puede tener un gran impacto en el placer de tenerlo cerca. La idea es no comprar un dispositivo que sea tan ruidoso que te impida quedarte dormido, o tan ruidoso que tengas que encender el televisor. 

Seguridad: ¿Es fácil volcar el ventilador? ¿Podrían los niños alcanzar las hojas y lastimarse? Si tienes niños o mascotas en casa, debes considerar estos riesgos. Las aspas deben estar encerradas detrás de una rejilla y una base resistente minimizará el riesgo de que el ventilador se vuelque.

Limpieza: Querrás limpiar tu ventilador regularmente para evitar que se llene de polvo y suciedad alrededor de la habitación. Con algunos ventiladores, llegar a las aspas y limpiarlas es sencillo, mientras que otros dificultan este proceso.

Tamaño: ¿Es el ventilador lo suficientemente potente para hacer circular el aire en el espacio en el que planea colocarlo? ¿Cabrá en tu habitación? No querrás un abanico que sea demasiado grande o demasiado pequeño.

Oscilación: Muchos ventiladores tienen un modo de oscilación, que es ideal para habitaciones más grandes con múltiples personas para enfriar. Para un fanático de escritorio, esto no es muy importante. Pero si tienes un fan de la torre en

Ajustables: ¿Puedes ajustar la altura, la inclinación u otros ajustes para que el ventilador apunte justo hacia donde deseas? ¿Tiene múltiples configuraciones de energía? El número de opciones que necesitas depende de ti y tus necesidades.

Características adicionales:Algunas características básicas incluyen múltiples configuraciones de velocidad y control de dirección de flujo de aire, mientras que otras características más avanzadas a considerar incluyen temporizadores programables, acceso por control remoto y opciones de nebulización.